La elegancia atemporal del blanco y negro

¿Te gustan las fotos de boda en blanco y negro? ¿Quieres conseguir un efecto elegante y atemporal en tus recuerdos? ¿Sabes cómo elegir el vestido, el maquillaje y los complementos adecuados para lucir el blanco y negro? En este post, la elegancia atemporal del blanco y negro, te voy a dar algunos consejos y trucos para que logres unas fotos de boda en blanco y negro espectaculares y que reflejen tu personalidad.

¿Por qué elegir el blanco y negro?

El blanco y negro es un recurso clásico y sofisticado que nunca pasa de moda. Tiene muchas ventajas a la hora de hacer fotos de boda, como por ejemplo:

  • Resalta las emociones y las expresiones faciales, al eliminar el distractor del color.
  • Crea un ambiente íntimo y romántico, al enfatizar las luces y las sombras.
  • Disimula los defectos e imperfecciones, al suavizar las texturas y los contrastes.
  • Potencia el estilo y la personalidad, al destacar las formas y los detalles.

El blanco y negro es una opción ideal para capturar la esencia de tu boda y crear un álbum único y original

¿Cómo elegir el vestido? La elegancia atemporal del blanco y negro.

El vestido de novia es uno de los elementos más importantes de la boda, y también de las fotos. Para que el blanco y negro resalte tu belleza, elige un vestido que tenga un corte y un tejido que te favorezcan, y que tenga algún detalle que le dé interés, como por ejemplo encajes, bordados, pedrería, flores… Evita los vestidos demasiado lisos o demasiado recargados, que pueden quedar planos o confusos en blanco y negro.

También puedes optar por un vestido que no sea completamente blanco, sino que tenga algún toque de negro, como por ejemplo un cinturón, un lazo, una flor o un broche. Así crearás un contraste elegante y original que hará que tus fotos sean más interesantes.

La elegancia atemporal del blanco y negro.

¿Cómo elegir el maquillaje y el peinado?

El maquillaje y el peinado son otros dos aspectos que influyen mucho en el resultado de las fotos en blanco y negro. Para que el maquillaje resalte tus rasgos y no te haga parecer pálida o apagada, elige tonos que contrasten con tu piel, como por ejemplo rojos, rosas, marrones o negros. Aplica un poco más de intensidad de lo normal, pero sin pasarte. Y para el peinado, opta por uno que te haga sentir cómoda y que tenga algún accesorio que le dé un toque de brillo, como por ejemplo una tiara, una diadema, una flor o un broche.

También puedes leer otro post de mi blog en el que te explico el maquillaje de la novia para un look inolvidable.

¿Cómo elegir los complementos? La elegancia atemporal del blanco y negro.

Los complementos son los que dan el toque final a tu look y a tus fotos. Para que el blanco y negro no te reste protagonismo, sino que te sume estilo, elige complementos que tengan algún detalle que llame la atención, como por ejemplo un color vivo, una forma original, una textura diferente o un brillo especial. Por ejemplo, puedes elegir un ramo de flores de colores, unos zapatos de tacón rojos, unos pendientes de perlas o un collar de cristal.

También puedes jugar con los contrastes, eligiendo complementos que sean de color negro o que tengan algún toque de negro, como por ejemplo un bolso, una pulsera, un anillo o un sombrero. Así crearás un efecto chic y atemporal que hará que tus fotos sean más sofisticadas.

Inspírate con este mood board de Pinterest. Fotografías de boda en blanco y negro.

La elegancia atemporal del blanco y negro.

¿Cómo posar de forma natural?

Posar de forma natural es una habilidad que se puede aprender y mejorar con la práctica. Lo más importante es que te sientas cómoda y confiada frente a la cámara, y que disfrutes del momento con tu pareja. Aquí tienes algunos consejos para posar de forma natural:

Relájate y respira. 

No te pongas nerviosa ni te agobies por salir perfecta. Respira profundamente y relaja los músculos de tu cara y tu cuerpo. Piensa en cosas positivas y divertidas, y deja que tu sonrisa sea natural y sincera.

Confía en tu fotógrafo. 

El fotógrafo es un profesional que sabe cómo sacarte el mejor partido y cómo crear las mejores composiciones en blanco y negro. No le des instrucciones ni le pidas que te haga fotos desde cierto ángulo o con cierta luz. Déjate guiar por su criterio y su experiencia. Si te dice que te pongas de una forma o que mires a un sitio, hazle caso. Él o ella sabe lo que hace y busca el mejor resultado para ti.

Juega con tu pareja.  La elegancia atemporal del blanco y negro.

La boda es un día para disfrutar juntos, así que no tengas miedo de mostrar vuestro amor y complicidad. Abrazaos, besaos, cogedos de la mano, miraos a los ojos, susurraos al oído, haceros cosquillas… Todo lo que os salga del corazón y os haga sentir bien. Así conseguiréis unas fotos naturales y llenas de ternura.

Varía las poses. No te quedes quieta en una sola posición, sino que mueve tu cuerpo y tu cabeza de forma sutil y fluida. Cambia la dirección de tu mirada, inclina la cabeza, cruza las piernas, pon una mano en la cintura, apoya un brazo en el hombro de tu pareja… Hay muchas opciones para crear dinamismo y evitar la monotonía. Eso sí, no te pases de movida ni hagas gestos exagerados. Busca el equilibrio entre la naturalidad y la elegancia.

Busca la luz adecuada. La luz es un factor clave para conseguir unas fotos bonitas y naturales. Lo ideal es aprovechar la luz natural, sobre todo la del atardecer, que crea un ambiente romántico y cálido. Evita la luz directa del sol, que puede provocar sombras duras y reflejos molestos. Y si la boda es de noche, busca fuentes de luz artificial que te iluminen de forma suave y uniforme.

Juega con los contrastes. 

El blanco y negro es un juego de contrastes entre el claro y el oscuro, y eso se puede aprovechar para crear fotos más interesantes y originales. Por ejemplo, puedes buscar fondos que contrasten con tu vestido, como por ejemplo una pared de piedra, una puerta de madera, una cortina de terciopelo… O puedes buscar objetos que contrasten con el fondo, como por ejemplo un coche antiguo, una bicicleta, una guitarra… O puedes buscar personas que contrasten contigo, como por ejemplo tus damas de honor, tus padres, tus invitados… Lo importante es que los contrastes no sean demasiado fuertes ni demasiado débiles, sino que creen armonía y equilibrio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Jose Miguel García Gómez de Orgaz (servidor)
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de deorgazweddings.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa.
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.
Información adicional »Puedes consultar información adicional y sobre Protección de Datos en mi política de privacidad.

Últimos artículos